Bolitas de proteína

Los snacks saludables son algo que nunca está de más. Muchas me preguntáis qué podéis llevaros al trabajo, o comer entre horas o tomar antes o después de hacer deporte o entrenar en el gimnasio. La verdad es que es difícil encontrar algo que sea:

  • Rápido de hacer
  • Rico
  • Fácil de transportar
  • Que proporcione energía
  • Que tengan buena dósis de proteína
  • Que sea saludable

Pero sí, es posible. Esta receta de las maravillosas Bolitas de Proteína ha sido extraída de mi último E-Book, “Mi camino hacia una vida saludable“, disponible en formato digital para todos los dispositivos en ESTE ENLACE. En el libro podéis encontrar más recetas saludables, así como mucha teoría y experiencia personal, así como una guía de 10 pasos para hacer transición a una vida saludable.

Lo cierto es que muchas veces nos complicamos demasiado, y en realidad solo nos hacen falta 10 minutos para preparar algo tan sencillo y completo como estas bolitas energéticas y llenas de proteína.

BOLITAS DE PROTEÍNA
Un snack saludable que puedes llevarte a cualquier lugar
Escribe reseña
Imprimir
Preparación
10 min
Tiempo total
10 min
Preparación
10 min
Tiempo total
10 min
Ingredientes
  1. 10 dátiles Medjoul
  2. 3 cdas. de manteca de cacahuete
  3. 2 cdas. de semillas de cáñamo
  4. 1 cda. de linaza molida
  5. 1/2 cda. de aceite de coco
  6. 1 cdta. de esencia de vainilla
  7. Nibs de cacao para cubrir
Preparación
  1. Ponemos todos los ingredientes menos las pepitas de cacao en un procesador potente y trituramos hasta que nos quede una pasta homogénea.
  2. Es más fácil procesarlo poco a poco, con pulsaciones, hasta que la pasta quede bien mezclada. Hacemos bolitas con la pasta y las rebozamos en nibs de cacao, volviendo a hacer la forma de bolita para que las pepitas queden integradas y no se caigan.
  3. Se pueden conservar en la nevera, en el congelador o podemos comerlas recién hechas.
Ally Can Cook http://www.allycancook.com/
Ya os había dicho que era fácil 🙂

Yo suelo hacerla una vez a la semana, las guardo en el congelador o en la nevera y tengo un mini-tupper en el que meto 2 o tres y me las llevo en el bolso. Aguantan como unas campeonas, incluso en temperaturas altas. Pensad que yo me las llevé a mi último viaje a Nueva York en mayo, las llevé para el avión, me sobraron, las fui comiendo durante mi estancia, estuvieron fuera y dentro de la nevera, y aun así, seguían perfectas.

Son prácticamente indestructibles.

Asi que ya sabéis, 10 minutos y mucho amor, y tendréis un snack saludable para toda la semana y toda la familia.

Felicísima semana <3

Pincha en la imagen de abajo para ver mas detalles del E-Book.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *