Salteado de shiitake, tempeh y arroz de coliflor

SALTEADO VEGANO 1
Creo que lo peor de ser blogger es que tienes que esperar a hacer las fotos para comerte lo que has cocinado. Si os dijera que no sufrí cuando hice estas fotos os estaría mintiendo. El olor de las setas salteadas, el cilantro fresco y el ligero aroma de las cinco especias con un toque picante de los chiles… Sufrimiento puro.

Últimamente me da la impresión de que cada vez que publico una receta, digo que es una de mis favoritas, pero es que es así. Estas recetas que os enseño son siempre mis favoritas y yo misma las hago con asiduidad porque me encantan.

El “arroz” de coliflor ha sido el descubrimiento del siglo, ya que simplemente se tiene que triturar y calentar un poco, es bajo en calorías y tiene muchísimas vitaminas (con 120 gramos ya tenemos el 80% de la cantidad de vitamina C diaria recomendada).

Asi que si os gusta la comida asiática y sana, esta es vuestra receta.

Salteado de shiitake, tempeh y arroz de coliflor
Raciones 2
Una receta de inspiración asiática ligera y sabrosa, perfecta para cualquier ocasión
Escribe reseña
Imprimir
Preparación
30 min
Cocinado
15 min
Tiempo total
45 min
Preparación
30 min
Cocinado
15 min
Tiempo total
45 min
Ingredientes
  1. Medio paquete de tempeh (100 gr)
  2. 1 cdta Vinagre de arroz
  3. 1 cda aceite de sésamo
  4. 1 cdta Ajo en polvo
  5. 1 cdta jengibre rallada
  6. 1 cda salsa de soja, tamari o aminos
  7. 1 diente de ajo rallado
  8. 1 cda escamas de chile o cayena al gusto
  9. 150 ml de agua
  10. 1 coliflor mediana
  11. 1 cda de polvo de cinco especias
  12. Una cebolla roja
  13. 150 gr de setas shiitake
  14. 2 Pak Choi
  15. 2 ajos tiernos
  16. 1 puñado de brócoli o bimi
  17. 1 diente de ajo picado
  18. Cilantro
  19. Chiles rojos
  20. 1 cda de aceite de coco
  21. Semillas de sésamo
  22. Sal y pimienta
  23. Un chorrito de limón
Preparación
  1. En un cuenco marinamos el tempeh con el vinagre de arroz, el aceite de sésamo, el ajo en polvo, la jengibre rallada, la salsa de soja, el diente de ajo rallado, las escamas de chile o cayena al gusto y 150 ml de agua. Tapamos el cuenco y lo dejamos reposar mientras preparamos el resto de cosas.
  2. Con un procesador de cocina, o si no tenéis con un rallador de toda la vida, trituramos o rallamos la coliflor hasta que nos quede una consistencia parecida a la del arroz blanco.
  3. En una sartén a fuego medio calentamos una cucharada de aceite de coco y sofreimos el diente de ajo picado y la cebolla roja picada con las cinco especias chinas.
  4. Cuando esté todo un poco dorado, añadimos la coliflor y removemos bien procurando que se mezcle bien con el sofrito. Salpimentamos y echamos una cucharada de la marinada del tempeh.
  5. Cuando la coliflor ya esté cocinada (10 minutos approx.) la retiramos a un cuenco y la apartamos (yo la suelo dejar en un cuenco de cristal en el horno a 100 grados para que se mantenga caliente).
  6. En la misma sartén de la coliflor, salteamos el brócoli y las setas shiitake con una cucharada del líquido de la marinada del tempeh.
  7. Después de unos minutos, cuando el agua ya se haya evaporado, añadimos el tempeh y una cucharada mas de la marinada. Subimos el fuego a alto y cuando el tempeh ya esté dorado añadimos el Pak Choi.
  8. Después de approx. 1 minuto (no más ya que el Pak Choi tiende a quedarse mustio si lo cocinamos demasiado), salpimentamos al gusto y lo retiramos del fuego.
  9. En un bol o plato hondo, ponemos el arroz de coliflor y por encima ponemos la mezcla de setas shiitake y verduras
  10. Finalmente decoramos con los chiles rojos, los ajos tiernos troceados, el cilantro y las semillas de sésamo y terminamos con un chorrito de limón.
Notas
  1. Cuanto mas tiempo marinemos el tempeh mejor sabrá. Yo lo suelo preparar el día o la noche antes para que esté totalmente empapado con la marinada.
Ally Can Cook http://www.allycancook.com/
salteado vegano 3

SALTEADO VEGANO 2
Esta receta de inspiración asiática es perfecta para cualquier cena entre semana, pero muchas veces también me la he llevado al trabajo para comer ya que fría sigue estando buenísima, y además la coliflor coge mucho más sabor de las especias al haber estado reposando por la noche.

Aunque he de decir que también me encanta hacerla los viernes por la noche, y cenar en el sofá con un buen té de menta (simplemente agua hirviendo en una taza con una ramita de menta) mientras veo una película.

¡Qué aproveche hermosuras!

xx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *