Yogurt de Coco Casero

No os imagináis la cantidad de dinero que habría ahorrado en Londres si hubiera sabido hacer esta receta en casa hace años.

El yogur de coco es una alternativa rica y sana a los yogures lácteos, y hace algunos años se puso bastante de moda en Londres. Sin embargo, medio litro de yogurt costaba, y cuesta, unas £5, que vienen a ser unos 6 o 7€ más o menos. Como comprenderéis, si somos personas que comen yogurt cada día, el precio es bastante excesivo. O incluso si no lo somos, tendríamos que comérnoslo en un par de días una vez abierto.

Además, estos yogures siempre vienen en recipientes de plástico, algo que nunca está de más evitar, ya que estos envases normalmente no se reciclan o pasan por el proceso de “downcycle”, que quiere decir que se reciclan para convertirse en productos de menor y peor calidad, hasta que ya no pueden ser reciclados más veces. 

Pero sobre todo, me gusta hacer mis propios yogures porque la satisfacción de ver un producto de este tipo hecho por ti mismo de principio a fin, es muy reconfortante  y gratificante. Es cierto que implica cierta paciencia, pero todo lo que merece la pena la necesita. Lo bueno siempre se hace esperar.

La cuestión es que, desde hace un tiempo he hecho mi propio yogurt en casa, siempre con la misma receta, modificada hasta que me salió a mi gusto. Se puede realizar en yogurtera o como yo la hago ahora, que es mucho más simple. Lo único que nos hace falta si no tenemos yogurtera, es un tarro de cristal (que no sea de plástico ni de metal) y algo que retenga calor (una bufanda, gorro, manta, etc) para envolver el tarro de cristal.

Pasamos sin más dilación a la receta!

Yogurt de Coco Casero
Una alternativa perfecta a los yogures de supermercado.
Escribe reseña
Imprimir
Cocinado
15 min
Cocinado
15 min
Ingredientes
  1. 500ml de leche de coco entera
  2. 1 cda de azúcar de coco (o al gusto)
  3. 3/4 de cdta de agar agar en polvo
  4. 2 cápsulas probióticas (mínimo 8 billones)
  5. Una pizca de polvo de vainilla (opcional)
Preparación
  1. En una cazuela ponemos la leche de coco y añadimos el agar agar. Vamos removiendo hasta que comience a hervir.
  2. Una vez esté hirviendo, echamos el azúcar y la vainilla y removemos durante uno o dos minutos hasta que el agar agar de haya disuelto por completo.
  3. Retiramos del fuego y dejamos enfriar hasta los 44 grados (yo utilizo un termómetro de cocina)
  4. Una vez esté templado, lo pasamos a un recipiente de cristal y echamos las cápsulas probióticas, removiendo bien hasta que se disuelvan (no pasa nada si quedan un par de grumos).
  5. Cerramos el recipiente de cristal y lo cubrimos con una bufanda, guantes o gorro de laan. Sed creativos, seguro que tenéis algo.
  6. Se debe mantener a 35 grados durante al menos 8 horas para que cuaje. Yo lo pongo dentro un gorrito de lana y lo dejo sobre o debajo de la estufa. También se puede dejar en el horno con la luz del horno encendida, o apagar y encender el horno intermiténtemente durante las 8 horas. Lo que os resulte más cómodo.
  7. Una vez esté cuajado, podemos meterlo a la nevera o consumirlo directamente.
Adaptación de Dimensión Vegana
Adaptación de Dimensión Vegana
Ally Can Cook http://www.allycancook.com/

Como podéis ver la pinta es exactamente la de un yogurt de toda la vida, y os aseguro que el sabor es idéntico al de la famosa marca de yogures de coco que se comercializa en todos los supermercados de Londres. Tiene la textura de un yogurt convencional, y el olor es también el mismo. Me encanta tomarlo con granola, fruta, o utilizarlo en bizcochos y demás recetas.

En lugar de los probióticos también se puede utilizar fermento especifico para yogurt, aunque yo personalmente no lo he probado ya que al tener probióticos siempre a mano en casa, suelo hacerlo de esta forma. En caso de querer sustituir las cápsulas probióticas por fermento de yogurt, deberíamos utilizar la mitad de la punta de una cuchara.

Los probióticos tienen que ser bastante potentes; yo recomiendo un mínimo de potencia de 8 BILLONES, podéis ver este dato en el bote o la caja de los probióticos. La leche de coco tiene que ser entera, ya que es importante que contenga sus grasas y azúcares naturales para que los probióticos actuen como deben.

La leche que yo utilizo la compro en cuaquier tienda asiática de Barcelona, es de la marca Aroy-D (la compro en bricks de un litro ya que sale más económico) pero cualquiera sirve, incluso la de lata (simplemente hay que asegurarse de que lo único que contiene es extracto de coco y agua). También la podéis comprar AQUÍ. NOTA: La leche de coco de esta receta es la cremosa que se utiliza para cocinar, NO la líquida que se utiliza como leche para el café o los cereales.

Con esta receta tan fácil no tenemos excusa para recurrir a los yogures de soja azúcarados del mercado; os aseguro que con esto le estamos haciendo un gran favor a nuestro estómago y sobre todo a nuestra flora intestinal.

Que lo disfrutéis.

8 comentarios en “Yogurt de Coco Casero

  1. Y si lo quisiéramos hacer con yogurtera?hago la misma elaboración y a la yogurtera?Gracias por tu consejos y recetas, es un gusto leerte???

    1. Claro, como he puesto en la entrada puedes usar los mismos ingredientes, simplemente sigue las inctrucciones de tiempo y temperatura de tu yogurtera ?

  2. Hola! Es necesario las capsulas de probióticas? Recomiendas algunas en concreto? Si realmente son beneficiosas y merece la pena comprarlas no me importaría. Gracias! Muy buena pinta

    1. Hola Jess! Sí, son necesarias ya que si no tendrías leche de coco, no yogurt! El yogur es leche fermentada asi que para fermentarlo necesitas fermento, ya sea específico para yogur o probiótico. Cualquiera que tenga la potencia que he puesto en el post y una buena variedad de bacteria está bien 🙂 Un beso! xx

  3. Hola,

    Que tipo de probiotico puedo utilizar?, vivo en Inglaterra y la verdad es que no tengo mucha idea de donde conseguirlo.

    Muchas gracias 🙂

    1. Hola! Puedes utilizar uno genérico, el de BioKult es muy famoso 🙂 En mis consultas recomiendo uno específico para cada cliente (que también puede utilizarlo para uso personal y yogur) pero no suelo recomendar nada así sin ver al cliente y asesorarlo primero! Un beso xx

  4. Hola Ally!! Estoy decidida a hacer mi propio yogurt de coco. Ya tengo mis probioticos de 10 billones! Pero el agar agar se puede omitir? A mi me gustan más los yogures tipo cremosos…
    Muchas gracias guapa!!

    1. Hola Esther, yo no se lo quitaría del todo porque puede quedar demasiado líquido; sin embargo si te gustan cremosos, como a mí, lo puedes remover con una cuchara o mezclar en un procesador como yo lo hago a veces para hacer desayunos 🙂 Un besazo hermosa! xx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *