CÓMO SIMPLIFICAR TU VIDA

Como ya os comenté en otra entrada anterior, llevo unos cuantos meses llevando un estilo de vida mucho más minimalista y “residuo cero”. Las implicaciones de todo esto os las explicaré probablemente en video en YouTube [por cierto, si no has visto mi primer video en el canal puedes hacerlo AQUÍ!] ya que es un tema que me gustaría afrontar en ese formato. Pero básicamente, consiste en reducir todo lo que tenemos, usamos y compramos a lo realmente necesario y no crear residuos.

Desde que me leí el libro “La magia del orden” de Marie Kondo (que os recomiendo encarecidamente, lo podéis comprar AQUÍ) he ido adoptando muchas costumbres nuevas que me han ayudado a salir del agujero consumista, y la verdad es que no podía sentirme mejor. El libro de “Zero Waste Home” de Bea Johnson fue la última patada en el culete que necesitaba para adoptar de pleno una vida mucho más sostenible, pero sobre todo, SIMPLE.

 

Parece mentira que a pesar de ser conscientes del nivel surrealista de consumismo y contaminación que existe actualmente, el marketing nos haya hecho tan presos de su hechizo que nos haya vuelto incapaces de darnos cuenta de que no necesitamos OTRA camiseta, OTRO colorete, OTRO coche, OTRO producto de limpieza, OTRO producto adelganzante, lo que sea. El marketing en la televisión, periódicos y redes sociales está hecho para hacernos sentir inseguros, “incorrectos” o “faltos de algo” que una vez adquirido nos haría por fin felices. Al contrario, cuanto más tenemos, más consumidos estamos por nuestras pertenencias, que no dejan de ser COSAS, y que a largo plazo, más que pertenecernos, parece que nosotros les pertenecemos a ellas.

Por eso, y aunque hace un tiempo acumular maquillaje y productos de cosmética parecía ser mi joie de vivre, ahora mismo mi rutina de belleza es lo más simple, natural y sostenible que he encontrado, y no me puede hacer más feliz. Ya no me estreso entre cajones e infinidad de productos. Os explicaré más detalles, ventajas y desventajas en un video dentro de poco. De momento, me gustaría mostraros mi “arsenal” de belleza (cuerpo y rostro) y algún que otro producto que utilizo también para limpiar la casa que consta casi de los mismos ingredientes. Nada tóxico, todo natural y sabiendo exactamente qué ingredientes hay en cada uno de ellos.

ROSTRO Y CUERPO

minimalismo-3

Limpiador facial

Para esto utilizo un simple jabón de Aleppo. Este jabón está compuesto de tres simples ingredientes: Aceite de oliva saponizado, aceite de laurel y ácido cítrico. En realidad, un jabón es siempre un jabón, un producto que limpia la suciedad, y este lo hace perfectamente. Este jabón lo utilizo actualmente para lavar el rostro y el cuerpo, y como “espuma para depilar”, ya que crea una crema espesa muy agradable. Simplemente corto trozos y los dejo en la ducha y/o en el lavabo. Tengo que decir que además eso de tener un solo jabón de este tipo en lugar de diferentes geles y limpiadores en botes de plástico queda muy auténtico y minimalista. 

Tónico

Para esto utilizo simplemente una mezcla de vinagre de manzana, agua y aceite de árbol de té. De vez en cuando me hago una mascarilla de carbón activado y aguacate, de arcilla (Bentonita o Rhassoul) o de aloe vera. Desde que cambié mi tónico anterior a este mi piel se ha mantenido en el mismo estado, o quizás un poco más suave al tacto. 

Manteca de cuerpo

Como ya os conté en ESTA entrada, me hago mi propia manteca de cuerpo a partir de unos cuantos ingredientes naturales. La verdad es que ahora mismo no concibo la idea de comprar una crema hidratante para el cuerpo, y menos en botes horrendos de plástico, cuando puedo hacerme esta yo misma en unos minutos.

manteca de cuerpo casera

Cuchilla de afeitar

Después de leer el libro de Bea Johnson, se me quitaron las ganas de comprar cuchillas para depilar de plástico. Gasté las Gilette Venus que me quedaban y me compré esta de MERKUR, que dura toda la vida. Repito, toda la vida! Solo puedo decir, que siento que me han engañado toda la vida. Primero porque la sensación al depilarse con esta cuchilla es muchísimo (infinitamente) más suave y ligera que con las de plástico (tipo Venus). Estas cuchillas las siento mucho más delicadas con la piel. Segundo, porque después de haberme comprado y utilizado esta, las de plástico me parecen artilugios de juguete horrendos.Tercero, porque es mucho más económico a largo plazo. Y cuarto, porque es de un material reciclable, y los recambios de cuchilla son muy económicos y además también reciclables. Ni se me ocurre volver a las de cabezales deshechables.

Bálsamo Detox

No está en la fotografía porque justamente me está llegando el pedido, pero para desmaquillarme y eliminar impurezas, utilizo el Bálsamo Detox Vegano de Ana Ordís. Lo mejor de los servicios de Ana es que tus cosméticos están totalmente personalizados y adaptados a tus necesidades. En este caso, el Bálsamo Detox Vegano viene incluso en un tarro de cristal que se puede volver a utilizar (ya sea devolviéndolo o reutilizándolo para cualquier otra cosa). Me encanta la sensación “lujosa” de ponérme el bálsamo y tapar el rostro con una toalla humedecida en agua caliente, es como estar en primera clase de Virgin Airways.

screenshot_20170107-122344

Aceite hidratante

Mi piel es mixta-normal así que tengo que asegurarme de hidratarla a menudo o la textura de mi piel se resiente. A mi piel le basta con esta mezcla de aceites. Lleva 2/3 de jojoba y 1/3 de aceite de neem y de caléndula. Con esta mezcla me aseguro de hidratar, calmar y proteger la piel. El bote es de otro aceite para el rostro que se me terminó, y lo reciclé para meter mi propia mezcla dentro.

Desodorante

Como también os expliqué en ESTA entrada, yo me hago mi propio desodorante desde hace casi dos años. Es muy fácil realizarlo en casa y los ingredientes son bastante fáciles de encontrar. Yo odiaba el olor del desodorante químico, no soy muy fan de utilizar anti-perspirantes y mucho menos productos que lleven aluminio, asi que este desodorante es todo lo que quiero y necesito. Es mucho más económico, natural y duradero que cualquier otro desodorante convencional, y los ingredientes se pueden utilizar para muchas otras cosas.

PELO E HIGIENE BUCAL

minimalismo-1

Sí, he aquí una anterior hoarder de productos específicos para cada cosa. Quién me ha visto y quién me ve. Pero sí, ahora mismo únicamente utilizo unos pocos productos, o mejor dicho, ingredientes, para lavar el pelo y para la higiene bucal.

Para el pelo

Como muchas sabéis, llevo con el método “No-Poo” (abreviación de “No Shampoo”) desde noviembre, y la verdad es que no tengo intención de volver a los químicos, sulfatos y siliconas de los champús convencionales. Para lavarme el pelo utilizo nueces de jabón o arcilla Bentonita o Rhassouol (a veces mezclada con polvo de Shikakai), y como acondicionador, vinagre de sidra de manzana. El pelo queda totalmente limpio y suave, brillante y con mucho cuerpo. Y no, no queda ningún tipo de olor en el pelo, solo hay que aclarar bien.

También he cambiado el champú en seco por el arrurruz, y en lugar de sérums para el cabello utilizo simplemente aceite de coco. Con estos productos, sobra y basta para mantener un cabello sano, limpio y bonito. Todo en envases que podemos utilizar una y otra vez, sin necesidas de comprar mil y un productos en plástico.

minimalismo-7

Higiene bucal

Los cepillos de dientes de bambú son muy ecológicos (no hacen falta muchos recursos para obtener bambú) y también biodegradables. Es la mejor opción para el medioambiente, y tengo que decir que colocado en un vasito o tarro de cristal en el baño queda muy bonito. Con esta opción también me ha ocurrido que ahora los cepillos de dientes de plástico convencionales me parecen de juguete y visualmente horribles. Las marcas más conocidas son The Eco Toothbrush, Brush With Bamboo o The Enviromental Toothbrush, pero cualquiera sirve. Además suelen venir en cajas de cartón reciclables.

Para pasta de dientes utilizo esta receta, con ingredientes simples y naturales, pero de vez en cuando también utilizo la de Jason ya que el envase es 100% reciclable y no contiene fluor.

Como enjuague, simplemente utilizo aceite de coco con la técnica de “pulling” de vez en cuando. No es excesivamente agradable pero lo prefiero a los enjuages llenos de alcoholes, químicos y demás ingredientes que ni siquiera sé qué son.

minimalismo-2

PARA LA CASA

No es necesario comprar una infinidad de productos específicos y en botes de plástico para la casa. Unos pocos ingredientes nos pueden servir para mantener el hogar limpio. A pesar de lo que normalmente se cree, la lejía no es en absoluto necesaria. Este tipo de producto no solo es tóxico sino que acaba con TODAS las bacterias, las buenas y las malas. Es un tema extenso para esta entrada, pero es el mismo motivo por el que los desinfectantes de manos me parecen el peor invento del siglo.

Ropa

Como os comenté en esta entrada, yo lavo la ropa con nueces de jabón. Simplemente las meto en el saquito de algodón con el que vienen, lo rocio con diferentes aceites esenciales y lo meto a la lavadora con la ropa. Dependiendo del tipo de ropa, a veces también utilizo un poco de jabón de Aleppo rallado que pongo en el compartimento de la lavadora donde se suele poner el detergente. Como suavizante utilizo vinagre destilado o de manzana, y la ropa sale perfecta. Para las manchas utilizo una barrita específica a base de unos pocos ingredientes y que viene envuelta en papel reciclable.

Para la casa

minimalismo-5

Para lavar los platos utilizo una mezcla de jabón de castilla de Dr. Bronner, agua y unas gotas de aceite esencial. [Nota: no he encontrado ningún otro jabón de castilla que me haya dado los mismos resutados que el de Dr. Bronner] No puede ser más sencillo y eficaz. Para las superficies y cristales, uso una mezcla de agua y vinagre destilado en la que suelo meter las peladuras de naranjas y limones que me sobran para infusionar la mezcla. Así consigo limpiar, desinfectar y desodorizar cualquier superficie.

Para las partes más difíciles, como el horno o algunos recipientes de metal, utilizo simplemente bicarbonato de sodio con vinagre y zumo de naranja o limón. Para el baño, el vinagre destilado y el bicarbonato de sodio hacen también todo el trabajo que necesito.

La obsesión por desinfectar la casa como si tuviéramos el virus de la malaria viviendo en ella, es totalmente innecesaria. Para más información sobre este tema, puedes leer ESTE artículo o ESTE otro.

Y estos son todos los productos que utilizo actualmente. Como podéis ver, no son muchos, y esto ha simplificado mi vida de una manera increíble, por no hablar de los beneficios de utilizar productos naturales en lugar de químicos. Una vez reemplacé todos los horribles botes de plástico por estos pocos ingredientes, sentí que me quitaba un enorme peso de encima y de que estaba en el buen camino. En realidad en ciertos ámbitos, la simplicidad es lo mejor, tanto para nosotros como para el medio ambiente, y eso siempre nos hará sentir más ligeros, libres y sanos.

Contadme vuestros remedios caseros 🙂

Productos mencionados:

Jabón De Aleppo
Vinagre de sidra de manzana sin pasteurizar
Cuchilla MERKUR
Recambios cuchilla ASTRA
Aceite de jojoba
Aceite de Neem
Aceite de caléndula
Jabón de castilla Dr. Bronner
Nueces de jabón
Cepillo de dientes de bambú
Arcilla Bentonita
Arcilla Rhassoul
Arrurruz
Aceite de coco

Bálsamo Detox Vegano

19 thoughts on “CÓMO SIMPLIFICAR TU VIDA

  1. Esta entrada es de las que más me ha enganchado en los ultimos tiempos porque también estoy en el proceso de residuos 0. Es genial.
    Una pregunta: como te lavas el pelos con las arcillas y que es el polbo de shikaii?? A lo mejor es algo que todo el mundo sabe pero…estoy perdidísima.
    Voy a seguirte ahora mismo en youtube y hasta estoy pensando en hacerme intagram y snapchat para poder ver lo que cuelgas allí. Engancahísima me tienes.
    Muchisimas gracias por seguir ampliando nuestro horizonte

    1. Muchas gracias por tu comentario guapa! Me lo lavo simplemente mezclándolo con un poco de agua y creando una pasta, le echo una cucharadita de vinagre y listo, es muy fácil! Pruébalo y me cuentas 🙂 Un besazo xx

  2. Bueno bueno bueno, esta entrada es una biblia!! Felicidades guapa por lo que has conseguido y por tu generosidad al compartirlo. Sigo tus consejos, cada vez más y aún me queda mucho más.

  3. Me ha encantado este articulo, si la mayoría hiciesemos parte de lo que tu haces, nosotros mismo y el medio ambiente lo agradecerían. Yo no hago todo eso, y me gustaría, si que evito productos de limpieza convencionales..Ojalá mas gente dejase de usar tantos tóxicos, pero a la mayoria le da igual el impacto mientras su casa este limpia. A ver si me animo a implantar mas cosas.

    1. Poco a poco se consigue todo, no hace falta que empieces con todo, una cosa fácil, después otra, y otra… y el resultado es enorme 🙂 Un besazo xx

  4. Me ha encantado esta entrada! Qué ganas tengo de dejar todo lo comercial de lado y empezar con una vida con menos residuos. Tomo nota de todo y me pongo manos a la obra!
    Excelente entrada! Un abrazo

  5. Genial entrada Ally, muy inspiradora.

    Sobre el tema de vivir de forma sostenible, te recomiendo el libro ‘No impact man’ de Colin Beavan. Creo que te encantará.

    Un besazo.

  6. Hola Ally!

    Cuánto tiempo sin escribirte. Me tengo que poner al día, aunque te leo siempre que puedo!

    Me ha ENCANTADO la entrada!! Yo también me hago mi propia pasta de dientes y deshodorante, aunque éste último me abandona demasiado rápido jeje así que tendré que probar otras fórmulas.

    Con respecto a tu rutina facial, ya no utilizas el aceite de coco para desmaquillarte?

    Gracias y un besazo desde el foggy London!
    xx

    P.S: ¿Sabes que creo que te vi en Mildreds? No me atreví a acercarme porque no estaba segura. Me hubiera encantado conocerte 😉

  7. Ally, me encanta leerte, un artículo muy bien elaborado, yo hace un tiempo que tampoco compro desmaquillantes, hago uno casero, con agua de rosas que la preparo yo misma, aceite de argán,de almendras y de coco, y como crema hidratante uso aceite de coco, pero me llama probar el balsamo ese que mencionas, intentaré hacer el champu, un saludo guapa, y gracias por regalarnos tus descubrimientos naturales.

  8. Hola Ally,
    Yo estoy haciendo los cambios a productos más sostenibles y tengo una duda. El limpiador de bicarbonato con vinagre, preparas cantidad y lo tienes en una botella para cuando lo necesitas o lo preparas cada vez q tienes q usarlo? Es q tengo duda de si se pone “malo”…

    Soy nueva en tu blog y estoy encantada de haberte encontrado! ?
    Leire

    1. Hola Leire,

      No, ya que emulsiona, se debe hacer al momento, no se puede guardar. Simplemente echas bicarbonato y después vinagre encima, no cuesta nada 🙂 Un besazo y gracias por pasarte xx

  9. Madremia me quedo alucinada, la verdad que te lo curras mucho y pienso probar algunos de los que dices porque me parecen muy interesantes, gracias por la entrada, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *