El concepto del amor es una patraña

kaboompics / Pixabay
kaboompics / Pixabay

Nos cansamos de hablar de amor, tenemos la palabra en la boca todo el tiempo. Hablamos de amor constantemente, y sin embargo, no nos damos cuenta de que siempre lo hacemos refiriéndonos al amor que les damos a los demás. 

A mis clientas siempre les digo que esto del bienestar y el amor, es igual que en los aviones: tienes que ponerte tú primero la mascarilla antes de ayudar a los demás, sino, tu esfuerzo y buena voluntad no servirán de nada. Vivimos en un mundo en el que nos encanta ver películas románticas, nos encanta hablar del amor por los nuestros, nos encanta ver ancianos cogidos de la mano, somos unos auténticos yonkis del amor idealista, como el de los cuentos.

Nos encanta pensar que somos seres desinteresados que amamos a los nuestros, pero el amor verdadero, el amor incondicional y verdadero, no se limita a unas pocas personas de nuestro alrededor. Eso es una visión muy limitada del concepto de amor, y si me preguntas, también egoísta.

 

Para poder amar de forma incondicional, hay que empezar por  uno mismo. Vivimos en una sociedad en la que “el burro siempre debe ir por detrás”, en el que tienes que anteponer a los demás y ocuparte de los demás antes de hacerlo de ti mismo, porque sino, no eres una “madre coraje”, o “prima coraje” o “amiga coraje” o “[inserta lo que quieras] coraje”. Parece que le tenemos que demostrar al mundo que siempre nos preocupamos de los demás primero para que nos consideren buenas personas.

Y yo digo que no.

Nadie puede dar el 100% de sí mismo si no tiene el 100%. Nadie puede inspirar a su entorno a ser feliz y mejor, si uno no es ya la mejor versión de sí mismo. Nadie puede amar de forma incondicional a los demás, mientras trata a su propia y única esencia como si fuera “el último mono”.

Dejarte para el final manda un mensaje a tu corazón y a tu alma de que no mereces tanto la pena. Le manda un mensaje y le dice que no eres una prioridad. Amor, es quererse, cuidarse, mimarse, priorizarse y trabajar en uno mismo primero, para inspirar a nuestro entorno a sentirse mejor con ellos mismos y a alcanzar la felicidad de esta forma. Nadie puede beber de un vaso vacío. No eres el puñetero último mono. 

Amor es…

Mirarse al espejo y recordar que somos un milagro hecho de polvo de estrellas

Estar agradecidos por todo lo que tenemos y somos

Aceptarnos con todas nuestras cosas raras, sabiendo que precisamente por ellas nuestra gente nos quiere

Alimentarse de forma saludable, como símbolo de respeto hacia el único cuerpo que tenemos y tendremos

Aceptar que los fracasos son parte de la vida, y simples experiencias que pasan y nos hacen aprender

Aceptar que muchas veces no tenemos ni idea de lo que estamos hablando

Saber que somos increíbles personas creativas capaces de emocionar a cualquiera con nuestras particulares habilidades

Saber dar un paso atrás cuando vemos que el trabajo está monopolizando nuestra vida

Admitir que muchas veces nos ponemos excusas que ni nosotros mismos nos creemos

Tener nuestros propios rituales de bienestar sagrados

Sacar el tiempo de donde sea para practicar los hobbies o pasiones que nos hacen vibrar

Confiar en que podemos conseguir cualquier cosa que nos propongamos

Estar seguros de que somos suficientes para ser felices y no dependemos de nadie para elegir la felicidad

Saber cuándo tenemos que parar

Recordar que no tenemos por qué gustar y complacer a nadie 

Aceptar que el miedo es parte de la vida, y que de alguna forma nos ilumina el camino hacia el progreso

Tomarse un café o un té mientras leemos un buen libro (y apagamos la televisión)

Repetirse cada día que nadie en este mundo es como nosotros

Superar que algunas cosas que no se pueden controlar, pero nuestra reacción a ellas, sí

Pero sobre todo es respetarnos lo suficiente como para luchar por nuestros sueños, nuestros valores, nuestro arte, nuestras pasiones, nuestro bienestar, nuestro amor por nosotros mismos.

Vales mucho, bonica, tú lo mereces todo. 

Prioriza tu bienestar y tu amor por ti misma, porque solo así, conseguirás vivir la vida con propósito y querer a los tuyos de una forma incondicional, auténtica y completa.

Hazlo por ti, hazlo por ellos, y por el resto del mundo a quien inspirarás a ser un poco más feliz y a quererse un poquito más el día de mañana. 

Ese sentimiento, es lo puñetero mejor que puedes sentir en este cuerpo que te han regalado.

xx

Ally

12 thoughts on “El concepto del amor es una patraña

  1. Bravo
    Manifiesto precioso
    Eso es Amor en estado puro.

    Ya va siendo hora de demostrar q el amor romantico es una adiccion, q el sacrificarse x los demas es algo q arrastramos de nuestra educacion católica q no cristiana .En el momento q te pones la primera de la lista ,aprendes a cuidarte empiezas a brillar con luz propia y los demas lo perciben.

  2. ai… me he emocionado y todo, Ally!!
    Qué palabras más bonitas, estoy por imprimirlas y ponérmelo en el trabajo y en casa!

    Gracias por ser una inspiración, sigue así! 😉
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *