GUÍA DE REGALOS DE NAVIDAD 2017

Cada Navidad, me siento un poco menos conectada a estas fiestas. Si es cierto que desde hace un par de años la Navidad no es lo mismo para mí porque falta gente, también es cierto que el hecho de que la sociedad cada vez sea más consumista, tampoco ayuda.

Todos necesitamos cosas, eso está claro. Pero cuando empezamos con estas fiestas, es como si el espíritu del consumismo nos poseyera, y nos dejamos llevar por las “ofertas” especiales y aunque lo hagamos con buena intención, muchas veces caemos en comprar cosas innecesarias. Desde hace unos años, intento vivir una vida más minimalista y todo lo zero-waste posible, porque es mejor para el medioambiente, y también porque me hace sentir genial. Deshacerme de cosas que no utilizo y dejar de comprar cosas que no necesito, me ha hecho reducir estrés, recuperar espacio (tanto físico como mental) y apreciar las cosas que tengo mucho más.

Sin embargo, entiendo que en estas fiestas, muchas veces aprovechamos para regalar cosas a las personas que queremos. Es posible regalar cosas sin caer en el consumismo, solo tenemos que optar por regalos y productos no perecederos que en lugar de consumir recursos y acabar en el fondo del armario cogiendo polvo, contribuirán de forma positiva tanto a la persona que lo recibe, como al medioambiente y los animales, y en algunos casos incluso a nuestra salud.

Esta es nuestra selección de productos sostenibles que regalar esta Navidad.

  1. Esterilla de Yoga Manduka

Una esterilla de yoga hecha con caucho natural, sin PVC ni materiales tóxicos, una opción respetuosa con el medioambiente que necesita recursos mínimos para fabricarse. El yoga es una disciplina que ayuda a equilibrar y unir el cuerpo y la mente, al mismo tiempo que oxigena nuestro cuerpo y lo tonifica. El yoga es una de las partes más importantes de mi vida, y se lo recomiendo a todo el mundo, independientemente de edad, género, altura, peso o flexibilidad. Este modelo es el estándar, la esterilla que yo tengo de esta marca es la de viaje (esta exactamente), y la verdad es que es una pasada. Para cada día utilizo esta de Liforme que tengo desde hace muchos años. Es un regalo perfecto para una persona que puede empezar el año haciendo algo increíble por su salud. Namasté. Comprar AQUÍ.

2. Kit para comer fuera de casa

Un kit de este estilo es perfecto para estas Navidades. Es una buenísima idea combinar una botella reutilizable, un envoltorio de bocadillos reutilizable y cubertería de bambú. Es un regalo muy original que ayudará a la persona que lo recibe a minimizar su residuo cada vez que coma fuera de casa. Además evitaremos el contacto constante con el plástico, sobre todo el de las botellas y los cubiertos, que además de no ser ecológico tampoco es demasiado bueno para la salud. Este kit es algo que utilizaremos toda la vida. Yo no salgo de casa sin él.

3. Kit para cafeteros

Tomar café de vez en cuando (sobre todo cuando no existe dependencia y se toma solo para aprovechar sus propiedades) no es nada malo. A mí me encanta el café descafeinado y de vez en cuando me lo hago en casa yo misma. Hay dos formas de hacerlo que me encantan, y dependiendo de nuestro presupuesto podemos regalar uno u otro. Este dripper de metal, es perfecto para hacer café de forma residuo cero. Es sencillo, fácil de limpiar y hecho de metal, con lo cual es totalmente reciclable. Si queremos una opción más sofisticada, no podemos ignorar esta cafetera Chemex que es lo más bonito que he visto nunca para hacer café. La podemos utilizar incluso con muselina, que es como filtro yo el café, con esta exactamente. Las cápsulas de café contaminan mucho, aunque se reciclen, asi que esta es una opción perfecta.

4. Pañuelos de tela

Si simplemente queremos un detallito, unos pañuelos de tela son una opción perfecta. Son mucho más agradables que los pañuelos de papel, y por supuesto, mucho más ecológicos y elegantes. Para mí este fue un cambio que además de resultarme extremadamente fácil, siempre me lleva a recordar cuando era pequeña y mi abuela siempre tenía un pañuelo limpito para mí cuando lo necesitaba. Vuelta a la tradición mientras colaboramos con el medioambiente. Comprar AQUÍ.

5. Kit de aseo

En lugar de los típicos geles de grandes cadenas de cosméticos, podemos crear un kit de aseo muy especial para una persona especial. Un kit con un cepillo de dientes de bambú, o kit de cepillo y pasta, una maquinilla de acero inoxidable, y un jabón de Aleppo, sirve tanto para mujer como para hombre. Si no tuviera nada de esto, probablemente es lo que me gustaría recibir. Una forma elegante y clásica de reducir nuestro residuo mientras cuidamos nuestro aspecto.

6. Kit de compras

Sobre todo cuando vamos tranquilamente, hacer la compra debe ser un placer. Para eso, estas bolsas de tela para no tener que utilizar las de plástico en el supermercado, son perfectas. O estas clásicas de redecilla son preciosas. Si además complementamos este regalo con una taza reutilizable como esta de Keep Cup (mi favorita) para amenizar el paseo hasta la frutería, ya triunfamos. La vida siempre trata de pequeños placeres como estos, y de disfrutar de cada paseo, recado, o viaje.

7. Donación en nombre de la persona

Otra opción es regalar algo que ayudará a una causa importante, por ejemplo, a un santuario de animales como el Santuario Gaia, que rescata animales de todo tipo para darles un hogar y el cariño que merecen. Podemos hacer la donación en nombre de la persona que queramos, y presentarles un vale. Me parece un regalo precioso.

8. Dispositivo Kindle y E-BOOK

Para los lectores, este es el regalo perfecto. El Kindle Paperwhite es la opción perfecta porque no solo nos ahorramos dinero en libros a la larga, sino que también ahorramos los recursos que conlleva imprimir un libro. Obviamente siempre habrá libros especiales que querremos tener en formato físico, pero para libros de ficción rápidos o aquellos que queramos llevar siempre encima para consultarlos, como mi E-BOOK “Mi camino hacia una vida saludable”, es perfecto. 

Como podéis ver hay algo para todo el mundo, y todos estos obsequios nos sirven para hacer felices tanto a las personas que los reciben como al medioambiente y los animales, también mejorando en cierto modo nuestra salud. Desde mi punto de vista, la Navidad trata de eso, de mejorar de alguna forma la vida de los demás, aportando calidad, no más COSAS que acumular en nuestra casa. Ese es el verdadero significado de la Navidad para mí (aparte de la pedazo comilona vegana que me voy a dar).

¿Ya tenéis pensados vuestros regalos?

¡Felices fiestas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *